Colectivo Bruxista
Subculturas, libros y fanzines.

Puedes dar rienda suelta a tu bilis escribiendo a este correo:
hola@colectivobruxista.es

Subculturas

Filters

Mostrando todo los 3 productos

Ver 24/48/Todo

Please add widgets to the WooCommerce Filters widget area in Appearance > Widgets

3 products

  • Ecstasy & Wine

    Edición limitadísima a 500 copias. No habrá reimpresiones. 

    Como una forma de resistencia a través del estilo. Así se entendieron durante décadas las subculturas de posguerra, importadas en nuestro país de forma simultánea y ahistórica en la década de los ochenta. Mods, punks, rockers y góticos subieron las pulsaciones de una sociedad hastiada de su propia grisura.  Canto de cisne o reformulación, este libro recoge cien fotografías de sus continuadores en la Era Digital. Cien retratos de los últimos integrantes, personas anónimas y alguna que otra celebridad, de unas subculturas que pueden pertenecer a otro tiempo, pero que se resisten con obstinación a desaparecer.

    Prólogo de Miguel Trillo


    A form of resistance through style. That´s how post-war subcultures were interpreted for decades, imported into Spain simultaneously, and somewhat ahistorically, in the eighties. Mods, punks, rockers and goths rose the pulsations of a society otherwise benumbed in its own greyness. Swan song or reinvention, this book collects one hundred photographs of members in the Digital Age. One hundred portraits of the latest additions, some anonymous and the occasional celebrity, to subcultures that, although belonging to another time, stubbornly refuse to disappear.

    Foreword by miguel trillo

    24,50
  • Sold out
    Bruxismo 5

    Fanzine Bruxismo Nº5 — Agotado

    Nuevo número de Bruxismo con más contenido que nunca, ochenta páginas y once artículos en los que profundizamos en nuestra obsesión por la cultura de los márgenes, esa que rara vez se recoge en manuales de historia.

    Porque aquí miramos al pasado, sí, pero nada está más lejos de nuestra intención que caer en la complacencia de lo retro. Bruxismo es anacronismo. Bucear en el pasado para aprender a vivir en un presente que dura ya demasiado. Aprender de otros que fueron jóvenes y airados antes que nosotros, en unos años veinte con sabor a jazz y a cocaína o en un siglo XIX que asistió, atónito, a la fantasía de toda una generación con el suicidio. Ya sabemos que el mundo cambia, pero no tanto, y la condena a muerte del ladrón (y dandy) Luis Candelas por una monarquía española corrupta sigue diciendo mucho del nuestro. Como sigue doliendo acompañar a Phil Trim, leyenda del soul español de los sesenta, en el trabajo como conserje al que le ha condenado una industria musical desagradecida.

    Y la belleza, siempre la belleza.  En este número tratamos de rescatar una belleza que es como oxígeno en un mundo obsesionado con el feísmo. La belleza olvidada de los spomenici, los arrebatadores monumentos construidos para recordar episodios de II Guerra Mundial en una Yugoslavia que ya no existe. Recordamos también la relación entre estética y anarquismo, punk y el Manchester surgido de las cenizas del thatcherismo. Nos maravillamos con los trajes a medida que lucen los swenkas por las polvorientas calles de Soweto.

    Tratamos, en definitiva, de mirar hacia atrás para poder pensar un futuro que escape a las distopías impopulares a las que según algunos estamos condenados. Porque estamos convencidos de que para imaginar otro futuro, es necesario construir otro pasado.  
    4,00
  • Sold out

    In Crowd. Aproximación a una subcultura escurridiza — Agotado

    Términos como «escena» o «subcultura» resultan siempre imprecisos. La realidad que tratan de abarcar es demasiado compleja y cambia demasiado rápido. Los códigos se reformulan, lo que parece cohesionado se disgrega y lo aparentemente disperso está unido por conexiones invisibles. Por ello todo esfuerzo totalizador en este campo está abocado al fracaso, ya sea por ingenuidad o por paternalismo. Las subculturas son escurridizas y los académicos tienen la vista cansada. Y pocas subculturas más escurridizas que la mod. Incomprendida, idealizada, en constante reinvención. Moderna y retromaníaca, ha acogido en su seno a vanguardistas y a conservadores, a individualistas radicales y a fieles miembros de la tribu. Su peculiar combinación de estilo, hedonismo y orgullo de clase nos sigue seduciendo, y muchos de sus referentes han conservado su brillo a pesar de que hace ya cincuenta años que terminaron los sesenta, esa década que nos hizo soñar lo imposible mientras fijaba los límites de lo posible. Aunamos diferentes aproximaciones ―artículos, entrevistas y textos personales― a la escena, siempre con una pregunta en mente: «¿Sigue teniendo algo que decirnos?».
    10,00