Colectivo Bruxista
Subculturas, libros y fanzines.

Puedes dar rienda suelta a tu bilis escribiendo a este correo:
hola@colectivobruxista.es

EDITORIAL

Colectivo Bruxista Editorial

En el otoño de 2017 fundamos el Colectivo Bruxista. Nuestra intención era modesta, publicar un fanzine en el que tuvieran cabida la mayoría de las cosas que nos obsesionaban por aquel entonces: las subculturas pensadas históricamente, la historia de los márgenes y los marginados, la literatura antiliteraria… Un fanzine que sirviese de punto de encuentro a todos aquellos que, como nosotros, se encontrasen abrumados por la tiranía de las tendencias. Un refugio ante los avatares de la modernidad que evitase caer en la trampa de la nostalgia.

Tres años después, parece que la cosa ha cogido bastante peso. La familia bruxista ha ido creciendo y nosotros estamos cada vez más convencidos de lo que hacemos. También le hemos cogido el gusto a esto de publicar cosas, por lo que el siguiente paso parece claro: evitar que tantos libros que amamos no vean la luz del día o se queden sepultados por el paso del tiempo.

Es por ello que hemos decidido convertirnos en editorial. Lo hacemos con la intención de convertir el Colectivo Bruxista en un sello en el que encontrar todo tipo de títulos relacionados con las subculturas y terrenos aledaños: novelas, ensayos y libros de fotografía. Novedades y rescate de joyas olvidadas. De autores de aquí y del otro extremo del mundo. Y lo hacemos porque, en estos tiempos excesivamente interesantes que nos ha tocado vivir, nos parece un ejercicio de resistencia más necesario que nunca.

— Colectivo Bruxista

Bruxismo o barbarie.

  • Ecstasy & Wine

    *Preventa abierta: Los libros se enviaran la semana del 20 de septiembre. Edición limitadísima a 500 copias. No habrá reimpresiones.  (Incluye un prólogo de Miguel Trillo). Como una forma de resistencia a través del estilo. Así se entendieron durante décadas las subculturas de posguerra, importadas en nuestro país de forma simultánea y ahistórica en la década de los ochenta. Mods, punks, rockers y góticos subieron las pulsaciones de una sociedad hastiada de su propia grisura.  Canto de cisne o reformulación, este libro recoge cien fotografías de sus continuadores en la Era Digital. Cien retratos de los últimos integrantes, personas anónimas y alguna que otra celebridad, de unas subculturas que pueden pertenecer a otro tiempo, pero que se resisten con obstinación a desaparecer.
    A form of resistance through style. That´s how post-war subcultures were interpreted for decades, imported into Spain simultaneously, and somewhat ahistorically, in the eighties. Mods, punks, rockers and goths rose the pulsations of a society otherwise benumbed in its own greyness. Swan song or reinvention, this book collects one hundred photographs of members in the Digital Age. One hundred portraits of the latest additions, some anonymous and the occasional celebrity, to subcultures that, although belonging to another time, stubbornly refuse to disappear.
    24,50
  • Tainted Love

    Años sesenta. Londres parece a punto de ser devorado por una jauría de jóvenes hambrientos de discos, libros y drogas. Al amparo de sus sombras, toman forma subculturas que se retroalimentan entre sí. Beatniks, modernistas, drogadictos vocacionales y protohippies forman una incipiente escena underground unida por un impulso instintivo de romper los límites de lo convencional. A ese Londres —excitante, nocturno y autodestructivo—, llega Jilly O’Sullivan desde un pequeño pueblo de Escocia. Allí trabaja como modelo y chica de compañía, experimenta con drogas y alterna con algunas de las figuras más importantes de la contracultura, como Alexander Trocchi, Timothy Leary o William S. Burroughs. Desde su guarida de Notting Hill, ejercerá de beatnik, hippie y yonki a tiempo completo. En un arco temporal que abarca desde los primeros sesenta hasta la explosión del punk, Jilly pegará una paliza a Brian Jones, inyectará caballo a John Lennon y se hará amiga de Michael X. Stewart Home utiliza la figura de su propia madre para construir una contracrónica del Swinging London, un testimonio desmitificador y elocuente sobre los hallazgos y miserias de la contracultura. Pero Tainted Love es también una defensa de la ficción como método para conocer la verdad, una biografía antibiográfica y un homenaje a un Londres arcano y misterioso que ya no volverá.

    «Una de las novelas más increíbles que se han escrito sobre el imaginario del Londres psicodélico, heredera contemporánea de las grandes novelas picarescas inglesas del siglo XVIII. Un comentario demoledor sobre la contracultura y el sacrificio personal en el altar de la expansión de la conciencia».

    Javier Calvo

    19,50
  • Un mono marino se ha bebido mi Fanta

    «Boom, boom, boom, boom». John Lee Hooker canta que va a dispararte. El tocadiscos suena a todo volumen. La habitación tiene aspecto «de territorio comanche, de zona cero, de la cacharrería del dicho tras el paso del elefante o, más bien, después del paso de toda la manada». La escoria del soul se dedica a lo que mejor sabe: drogarse al ritmo acelerado de viejos singles de modern jazz, rhythm and blues y northern soul. No sospechan que la muerte inesperada de un tipo al que han recogido en alguno de los tugurios que frecuentan está a punto de cambiarlo todo. A partir de ese momento, Duque, Moriarty, Santo, Boris, Kid Kubata y Olivia, su simpática bulldog, se verán envueltos en una trama delirante repleta de tipos malos obsesionados con un misterioso maneki-neko, el gato de la suerte japonés. En un periplo que les llevará del after más infecto de Valencia a la iglesia de Santa María del Mar, estos mods pasados de rosca tratarán de llegar a la otra orilla del fin de semana sin morir en el intento. Dani Llabrés mezcla sin complejos referencias subculturales con el pulp más salvaje y el resultado es una novela desmadrada y adictiva. Una versión lisérgica de Los Cinco en la que resuenan ecos de Hunter S. Thompson y el mejor Tarantino. Una historia de la que, como de las mejores fiestas, no podrás salir hasta el final.
    14,50
  • Sold out

    Fanzine Bruxismo Nº7 — Agotado

    Nos despedimos de un año que nos encantaría poder olvidar con ciento veinte páginas, nuevos colores y la misma receta. Artículos de combustión lenta para tiempos desquiciados. Subculturas, entrevistas con sustancia, música popular y escritores en pelotas dan forma a un número que quiere ser un espacio en el que refugiarse del diluvio universal.
    1. Life Goes On, por Javi Bayo
    2. Actitud significa estilo. Estilo significa actitud: Arquetipos juveniles en el cine británico de los sesenta, por Alejandro Jiménez
    3. La Guerra de los Balcanes a ritmo de TurboFolk, por Víctor Terrazas
    4. Entrevista a Kuala Lumpur Soul, por Alejandro Alvarfer
    5. Wilhelm Reich: Luces y sombras del excéntrico comunista discípulo de Freud, por Ícar J. Iranzo
    6. El genocidio gitano de Fernando VI, por Manuel Alvargonzález
    7. La igualdad en el cadalso o el calvario de Olympe de Gouges, por A. Saralegui
    8. La vida en una bolsa de plástico, por Guillem Serra Cros
    9. Utopías impopulares: Robots que nos quitan el trabajo, por Adela Domínguez
    10. La geopolítica de la pandemia, por Marta Dressen
    11. Amor amargo en la Era de la Inocencia, por Alejandro Alvarfer
    12. Entrevista a Stewart Home, por Alejandro Alvarfer
    13. Entrevista a la editorial Malas Tierras, por Alejandro Alvarfer
    5,00
  • Sold out

    Fanzine Bruxismo Nº6 — Agotado

    Después de tanto hablar de ello, el colapso se había convertido en un tema de conversación con el que impresionar a los desconocidos en las horas muertas de las fiestas. Algo que se da por supuesto, pero que no termina de llegar. Entonces ocurrió lo que ocurrió. Ahora todo nos parece más frágil que nunca. Así nos pilla el sexto número de Bruxismo, el segundo del año de la turbulencia. Una entrega especial para un verano de brotes y confinamientos que trae más contenido (trece artículos y cien páginas), y que cambia temporalmente las grapas por el lomo. Si el mundo tiene que acabarse, que al menos nos pille bien vestidos.
    1. Sexo en el cine de los sesenta. Por Merli Marlowe.
    2. Las raíces mod de los primeros Sex Pistols. Por Miguel A. Martínez
    3. Cuchillas y cadenas. Por Txema Urdampilleta.
    4. Lou Reed y el motín de la mosca. Por Víctor Terrazas
    5. La huida hacia delante de Alfred Tennyson. Por Manuel Alvargonzález Fernández
    6. Ni Evas ni Marías. Guillermina de Bohemia y la «herejía» feminista del siglo XIII. Por Lucía P.
    7. «Mesas para dos». Sobre la Ley Seca, las flappers y Lois Long. Por M. Vázquez
    8. Jazz is freedom. Por Txema Urdampilleta
    9. Zulú Men. Efluvios de Nueva Orleans. Por Jaime Bajo
    10. HOT POT-19: Murciélagos, distress respiratorio, aplausos y comida basura. Por Santi M. Torre
    11. La música como pilar del Estado. Gabriele D’Annunzio y el Estado Libre de Fiume. Por A. Saralegui
    12. Pandemias y otros autoritarismos. Por Adela Domínguez
    13. Bailando en la oscuridad. Ian Levine y el cisma del Blackpool Mecca. Por Alejandro Alvarfer
    5,00
  • Sold out
    Bruxismo 5

    Fanzine Bruxismo Nº5 — Agotado

    Nuevo número de Bruxismo con más contenido que nunca, ochenta páginas y once artículos en los que profundizamos en nuestra obsesión por la cultura de los márgenes, esa que rara vez se recoge en manuales de historia.

    Porque aquí miramos al pasado, sí, pero nada está más lejos de nuestra intención que caer en la complacencia de lo retro. Bruxismo es anacronismo. Bucear en el pasado para aprender a vivir en un presente que dura ya demasiado. Aprender de otros que fueron jóvenes y airados antes que nosotros, en unos años veinte con sabor a jazz y a cocaína o en un siglo XIX que asistió, atónito, a la fantasía de toda una generación con el suicidio. Ya sabemos que el mundo cambia, pero no tanto, y la condena a muerte del ladrón (y dandy) Luis Candelas por una monarquía española corrupta sigue diciendo mucho del nuestro. Como sigue doliendo acompañar a Phil Trim, leyenda del soul español de los sesenta, en el trabajo como conserje al que le ha condenado una industria musical desagradecida.

    Y la belleza, siempre la belleza.  En este número tratamos de rescatar una belleza que es como oxígeno en un mundo obsesionado con el feísmo. La belleza olvidada de los spomenici, los arrebatadores monumentos construidos para recordar episodios de II Guerra Mundial en una Yugoslavia que ya no existe. Recordamos también la relación entre estética y anarquismo, punk y el Manchester surgido de las cenizas del thatcherismo. Nos maravillamos con los trajes a medida que lucen los swenkas por las polvorientas calles de Soweto.

    Tratamos, en definitiva, de mirar hacia atrás para poder pensar un futuro que escape a las distopías impopulares a las que según algunos estamos condenados. Porque estamos convencidos de que para imaginar otro futuro, es necesario construir otro pasado.  
    4,00
  • Chapa Colectivo Bruxista

    Medidas: 38 mm. Color: Negro
    2,00